CUENTOS, LEYENDAS, POEMAS...
DE COMETAS Y VIENTOS.

viernes, 30 de abril de 2010

Un regal!



Hui he rebut un regal.
És costum  al món bloguer enviar un regal als blogs que t´agraden,que et semblen interessants.
MOLTES GRÀCIES,INMA; EL MEU PRIMER REGAL!
Vull seguir creant un espai bell amb la vostra ajuda, amb les vostres sugerències,comentaris...
Ara jo també he d´enviar el meu regal a altres blogs
Per a una il.lustradora italiana,Alessandra Placucci http://www.aplacucci.it/
Per a "Ones de llibreshttp://biblioradio.blogspot.com/
Per a " 365 contes "     http://365contes.blogspot.com/
Per a  El bagul de les lletres   http://elbaguldeleslletres.blogspot.com/
Per a "Los cuentos de nati"  http://loscuentosdenati.blogspot.com/
Per a  "El petit tresor"         http://elpetittresor.blogspot.com/
Per a "Un chat botte"    http://unchatbotte.blogspot.com/


martes, 27 de abril de 2010

El mago de las cometas

                         El mago de las cometas
 Una vez un mago inventó un aparato para hacer cometas.
 Se parecía un poco a una máquina de cortar sopa, pero no
 era igual, y servía para fabricar cometas para todos los gustos, 
grandes o pequeñas, con la cola sencilla o doble, con luz amarilla 
o encarnada, etcétera.
 El mago iba por los pueblos y las ciudades y no dejaba de acudir
 a ningún mercado; iba incluso a la Feria de Muestras de Milán y
 a la Feria de Caballos de Verona, y mostraba su aparato en 
todas partes, explicando su funcionamiento. Las cometas salían 
 pequeñas, con un hilo para sostenerlas, pero luego, a medida
 que iban subiendo, se hacían del tamaño deseado, e incluso 
las mayores eran facilísimas de manejar. La gente se aglomeraba 
en torno al mago, como hace siempre alrededor de los que 
venden aparatos en los mercados, ya sean para hacer más finos
 los fideos o para pelar patatas, pero nunca compraban ni una
 cometa de las más pequeñas.
-         Si fuera un globo, quizá - decía una buena mujer -, pero
 si le compro una cometa a mi hijo, es capaz de hacer cualquier
 travesura.
 Y el mago: - ¡Vamos, ánimo! Vuestros hijos irán a las estrellas;
 comenzad a acostumbrarlos desde pequeños.
-         No, no gracias. Puede que vaya alguien a las estrellas,
 pero mi hijo, de seguro que no.
-          - ¡Cometas! ¡Cometas de verdad! ¿Quién quiere cometas?
Pero no las quería nadie. El pobre mago, a consecuencia de no 
 comer, porque no ganaba ni una peseta, se quedó en la piel y 
los huesos. Y una tarde que tenía más hambre que de costumbre 
transformó su aparato para hacer cometas en un quesito y se 
lo comió.
"Cuentos por Teléfono"
             Gianni Rodari
               

lunes, 26 de abril de 2010

Un poco de historia..




Las sonrisas del cielo


Desde que el hombre es hombre, ha sentido una gran fascinación por los objetos que habitan o surcan el cielo. Y fueron los chinos —como ocurrió con tantas otras invenciones— los creadores de la primera máquina voladora:la cometa, que es además la primera materialización del anhelo de desplazarse libremente, de viajar. Fue también chino el maestro que definió poéticamente a estos encantadores objetos, al afirmar que "las cometas son las sonrisas del cielo". Junto con los globos, es el aparato volador más simple que existe y que, sin embargo, ha contribuido en la elaboración de sofisticados inventos.
Las leyendas acerca de su probable origen. Fue inspirada acaso por el vuelo errante del sombrero de bambú de un campesino, arrancado por un fuerte viento; o por la vela de un navío que abandonó el mástil para subir al cielo. Otra historia asegura que nació con un rudimentario cometa con forma de pájaro construido por el filósofo Mo Ti. Lo cierto es que los chinos no sólo le daban un uso lúdico a la cometa. También lo utilizaban como elemento de meditación y como método de pesca. Al igual que ocurriría más tarde en la Polinesia, los chinos ataban a una cometa hecha de hojas de plantas, un hilo distinto al que controla el vuelo, con anzuelo y carnada. La hacían volar a una altura considerable desde la orilla o desde una canoa para luego hacerla descender hasta la superficie del agua, sumergiendo apenas el anzuelo. También hay crónicas de algunas aplicaciones militares de la cometa, objeto capaz de hacer señales en el campo de batalla, entre otras maniobras. Rápidamente, la cometa se extendió por todo el sudeste asiático. Ya cerca del siglo XVI, llegó a Europa por tres vías: las invasiones mongolas, las rutas comerciales por el Cabo de Buena Esperanza y los contactos con el mundo árabe.

A finales del siglo XVII, ya era un juguete muy popular en todo el continente europeo; pero su potencial científico no fue utilizado hasta el siglo XVIII. Un tormentoso día de junio de 1752, Benjamin Franklin descubrió la naturaleza del rayo y, en consecuencia, inventó el pararrayos a partir de un juego con su cometa "eléctrica": la elevó al cielo con una llave atada a la cuerda y descubrió que se producían descargas eléctricas. En 1903, el pionero de la aviación Samuel Franklin Cody voló su cometa de seda negra junto con una canasta para albergar personas: el sistema fue rápidamente adoptado por la Armada y el ejército británicos.

Para salvamentos marítimos; para elevar instrumentos y hacer observaciones meteorológicas; para realizar fotografías aéreas; para fines militares y de comunicaciones. Las cometas tuvieron múltiples aplicaciones en la vida de los hombres, pero su principal característica ha sido siempre la de bello objeto de entretenimiento. En numerosos países asiáticos —como China— son muy populares los festivales y torneos de peleas de cometas, en los que el objetivo del juego es derribar la del contrincante, ya sea chocando o cortando el hilo. En Japón, este tipo de competición es muy colorida: las cometas están decorados con vistosos dibujos que representan los atributos de una familia o los de algún barrio de una ciudad. En Occidente prosperó más como entretenimiento deportivo.

En los países de habla hispana, la cometa recibe los siguientes nombres
cometa (en Colombia, Ecuador, Panamá,España, Perú y Uruguay).
Barrilete (en Argentina, Guatemala y Nicaragua).
Lechuza (en Nicaragua).
Papalote (en México, Cuba y Costa Rica). Del náhuatl papálotl, ‘mariposa’.
Papelote (en Honduras).
Piscucha (en El Salvador).
Chiringa (en Puerto Rico).
Chichigua (en República Dominicana).
papagayo (en Venezuela, y al sureste de México). Del portugués papagaio, ‘cometa’.
volador (en Bolivia )
volantín (en Chile y parte de Bolivia,Argentina, Venezuela y Puerto Rico.
pandorga (en Paraguay y parte de Argentina y Uruguay.
Dato curioso: en francia se le llama cerf-volant (‘ciervo volador’), pero ese nombre
proviene del occitano sèrp-volante (‘serpiente voladora’), por la forma de las cometas de largas colas

sábado, 24 de abril de 2010





Pedro tenía una cometa que le cantaba cada vez que la izaba al vuelo
 - Súbeme más alto Pedro!. ¡Arriba, arriba!
 Éste emocionado le hacía caso y la elevaba un poco más. Cuando no hacía viento la cometa no podía volar, por lo que pasaba el rato contándole a Pedro lo que veía desde lo alto del cielo y él quedaba muy asombrado con lo que decía:
 - Veo niñas, niños que me miran y sonríen, me señalan y me dicen ¡guapa!.
    Danza en el aire,
    baila tu canción,
   ¡cuentanos un cuento lleno de emoción!.
Por eso, cada vez que los niños ven una cometa son felices porque escuchan su canto convertido en un relato.
Hoy voy a poner mi cometa a volar ¿quieres ser feliz oyéndola cantar?.



viernes, 23 de abril de 2010

DÍA DEL LIBRO - 2010 -


LEER ES VIVIR,
VIVIR ES APRENDER,
APRENDER ES SORPRENDERSE,
SORPRENDERSE ES DIVERTIRSE,
DIVERTIRSE ES IMAGINAR,
IMAGINAR ES SOÑAR,
SOÑAR ES LEER.


miércoles, 21 de abril de 2010

LA COMETA DE LA PRINCESA XIAO LI



NARRADOR: La cometa de Xiao Li tenía cabeza de dromedario, cuerpo de serpiente, escamas de carpa, garras de halcón. La cometa de Xiao Li parecía un dragón… 
La princesa jugaba con su cometa y con la brisa, volteaba a la derecha, giraba a la izquierda…Bailaba con el viento. En este juego, un ventarrón insolente… ¡se llevó la cometa volando por los aires! ¡Subió alto, muy alto….hasta las nubes!
 

El emperador Da Li consuela a su hija por la pérdida de una cometa tan preciosa.
 

EMPERADOR: No llores, mi querida Xiao Li. Si tu dragón ha subido hasta el cielo, es porque no es un simple juguete de seda…sino, como cuenta una antigua leyenda, un dragón celestial. Un dragón que sólo aparece entre los humanos cada tres mil años.
 
PRINCESA: ¿Qué leyenda padre? Me encantaría escucharla…cuéntamela.
 
EMPERADOR: …todo empezó en el País del Río Azul, donde habitaba un guerrero muy poderoso. Este guerrero había encargado al mejor pintor del reino un dragón como emblema para su escudo, un dragón cuyo aliento fuera tan ardiente como el fuego, cuya voz fuera tan atronadora como el trueno y cuya mirada fuera tan deslumbrante como el oro.
 
El guerrero se enfureció terriblemente cuando vio que el pintor no le había pintado ojos.
 
GUERRERO: ¿Te atreves a desafiar al Hijo del Cielo, miserable gusano?
 
EMPERADOR: Atemorizado, el pintor sabía que pintarle ojos al dragón sería…darle vida; pero ante las insistencias del guerrero, accedió. En cuento le dibujó ojos… ¡el dragón echó a volar ante las mismísimas narices del Hijo del Cielo!
 
PRINCESA: ¡Qué bonita padre! Pero dime: ¿Cómo se reconoce un dragón celestial?
 
EMPERADOR: ¿Te has dado cuenta si tu dragón tenía cinco garras? Ésa es la marca del dragón imperial. ¿Tenía escamas de carpa? Porque es un animal de agua. ¿Te has fijado si tu dragón tenía uñas de pájaro? Es también un animal de aire.
 
PRINCESA: La verdad, era un animal extraño.
 
EMPERADOR: El dragón tiene la fuerza del tigre y la rapidez del pájaro. Puede luchar como el ciervo y oye todo lo que ocurre sobre la Tierra, como el bisonte. Es el símbolo de la sabiduría.
 
PRINCESA: ¡Es fantástico, padre! De ahí viene nuestra costumbre de decir de una persona sabia que es un dragón por fuera y… ave fénix por dentro…siempre dispuesto a renacer de sus cenizas.
 
EMPERADOR: Pues sí, Xiao Li. Es verdad. El dragón es un animal mágico que sólo se aparece a los niños para traerles suerte. Ver las pupilas de un dragón es señal de un brillante porvenir.
 
PRINCESA: ¿Y dónde estará ahora mi dragón? ¿Cuándo volveré a verlo?
 
EMPERADOR: Verás Xiao Li, él es libre como el viento…
 
NARRADOR: Pero la princesa Xiao Li ya no está triste. Sabe que su dragón, ahora protege a otro niño o niña. Y así se duerme orgullosa de haber tenido como amigo a un dragón celestial.
 
                                                        
   ALEXIA SABATIER, del libro "Tras la mirada del dragón" 

El niño y la cometa

  
El niño se sonreía                
mano inhábil, ojo atento                   
y la cometa en el viento
(su corazón) se cernía.
Ave, cometa, de un día                    
su corazón soñoliento.
Pues el corazón quería
huir pero no podía,
pero no sabía  al viento.  


             Dámaso Alonso                                                                           

domingo, 18 de abril de 2010

LA COMETA

                    A COMETA
                                                  LA  COMETA
                                                                 Elena G. Gómez

   Recuerdo que me dolían los ojos de tanto mirar al cielo por seguir a aquel punto multicolor que cada vez se hacía más pequeño. Sabía que había soltado algo más que una simple cometa, había liberado mi mente y junto con ella, había marchado también mi niñez.
   Aquel había sido un verano diferente, de esos que dejan huella y no se pueden olvidar. Para empezar, esa fue la primera vez que en mis tranquilos nueve años de vida, no había ido de vacaciones al tedioso Benidorm sino a la granja de mis abuelos. La razón era muy sencilla: mis padres se habían separado.
   Yo debería haber estado triste o traumatizado, como decía el psicólogo del colegio, pero la verdad es que no era así. Desde mi sencilla mente infantil había comprendido lo absurdo que resultaba que mis padres vivieran bajo un mismo techo cuando en realidad no se soportaban. Sabía que la que peor lo estaba pasando era mi madre. La oía llorar después de aquellas largas conversaciones por teléfono con mis abuelas, y, -aunque de esto me enteré mucho más tarde-, con el cura de la parroquia. Todos le decían que tenía que aguantar, que todo se pasaría, que ella se acostumbraría. Ellos no sabían que mi madre era una persona fuerte y valiente, y sobre todo, que tenía dignidad.
   Tal vez y sólo por eso, ella, mi madre, fue la persona que más ha influido en mi vida. Ella me enseñó a ser fiel a mis ideas, a luchar contra corriente, a no callarme ante nada ni ante nadie. Ella, sobre todo, me mostró que la mujer no era una criatura débil, sino que en su interior estaba una fuerza distinta, una fuerza serena e inteligente. Yo, desde luego, siempre he sentido respeto y admiración por las mujeres.
   En la granja mi gran descubrimiento fue que había algo que hasta entonces sólo sabía que existía porque lo había estudiado en los libros: la naturaleza.

  También conocí a mi primo, que con sólo unos meses mayor  que yo no sólo me doblaba en estatura sino tam-
bien en travesuras y conocimiento.De él aprendí muchas cosas porque a pesar de que nunca había tecleado en un ordenador, de que no sabía lo que era un CD y,mucho menos era capaz de entender el rollo ese de internet, sabía como cazar un conejo, o leer las nubes y saber que tiempo nos esperaba al día siguiente.
  También sabía orientarse con las estrellas e imitaba magistralmente el canto de los pájaros.
  Realmente, nunca le estaré bastante agradecido a mi primo, o a la mano invisible que movió mi destino, o a mi madre que supo hacerle frente a la vida.
  Estoy seguro de que nunca nadie entendió lo que para mí había significado liberar mi cometa, lo único que poseía de mi pequeño pasado, de mi infancia. Pero cuando la vi volar, en aquel maravilloso y limpio cielo azul, lleno de color y belleza, por primera vez sentí dentro de mi lo que significaba la libertad.
  Una vez un amigo me preguntó para que tenía tantas cometas, y yo le respondí que para no olvidarme que un día cuando era niño, había comprendido que en la vida no hay nada más precioso que la libertad, que no poseer nada, que no retener nada..
  Desde entonces he dejado volar muchas cometas.
  A lo largo de mi vida había descubierto muchas cosas y ahora, en este soliloquio mental en el que me encontraba, con la brisa del mar acariciando mi rostro,podía realmente sentirme satisfecho,porque por encima de todo, por encima de falsas ataduras,responsabilidades y dependencias, por encima del degradante mundo que me había tocado vivir, yo había sido fiel a mi mismo.
  El vuelo de mi última cometa me decía que estaba dispuesto para partir.
  




sábado, 17 de abril de 2010



La Asociación YARIPA es una organización sin ánimo de lucro que trabaja por la educación ecológica y ética  a través del juego con el  viento y las cometas,  con todas las comunidades de Medellín (Colombia) 
(Si queréis conocerlos mejor.... http://yaripa.net
Os escribo aquí su metodología, pues me parece interesante)

   Para el hombre occidental, la cometa ha significado la posibilidad de volar y para el hombre oriental,  la trascendencia del ser con los dioses.
¿Qué es entonces volar?  ¿Por qué a través de los años el hombre ha buscado un significado en el vuelo  y ha representado su cultura con símbolos voladores? 
  La cometa para el niño y para el adulto les permite construir un mundo ajeno a la cotidianidad, más allá de la realidad del día a día.   Les permite pintar el cielo con sus dolores y placeres, reconstruir lo cotidiano que les aqueja. 
  A partir del vuelo de las cometas hemos obtenido varios aprendizajes que nos han ayudado  a conformar el programa pedagógico:
1.     Las cometas son un vínculo muy especial con los niños y los adultos.  Siempre que estás volando    una cometa consigues un amigo. 
2.     El viento es un elemento natural renovable que proviene de la armonía con la naturaleza.
3.     Cuando una cometa se enreda con otra, el problema es de los DOS cometeros y no de UNO SOLO,   y que este problema se soluciona cuando ambos cometeros unen sus hilos y el nudo baja a sus  manos, tal como se debe solucionar un problema en la vida diaria.
4.     Al ver que los chicos y adultos con los cuales intercambiábamos ideas sobre las cometas aprendían de una mejor manera que en la escuela  formal,comprendimos  que algo en la metodología tradicional falla.
5      Todos estos aprendizajes los convertimos en juego ya que comprendimos muy bien que la esencia   del aprendizaje esta en la lúdica.  

    Así que comenzamos hacer talleres de construcción de cometas con niños de la calle, en la calle, con objetivos  éticos y lúdicos.  Poco a poco comprendimos que la cometa como medio de trascendencia hacia la vida debía  enseñarse desde la ética y no solo desde la aerodinámica, estética o geometría. Siempre que hacemos un taller lo hacemos desde estos principios.
   Pero allí no nos quedamos, comenzamos hacer reeducación social y resocialización desde la ética de las cometas y del juego callejero o tradicional, nunca el competitivo.
 Trabajamos con jóvenes barriales con grandes problemas sociales y de violencia desde la lúdica como aprendizaje social.
  
 La lúdica no sólo es fundamental para que los nuevos aprendizajes se adquieran de una manera eficaz sino también  para que el aprendizaje sea un goce, un placer, una actividad buscada y reclamada, para CREAR VINCULOS  AFECTIVOS QUE PERMITAN ENFRENTAR LA ADVERSIDAD.
 Solamente en la lúdica el ser humano encontrará herramientas para afrontar la adversidad y construir durante las  situaciones de desapego. La lúdica es el espacio de creación de la trascendencia desde la realidad propia, es el espacio propio del ser humano donde jugamos con nosotros mismos a crear y producir. La lúdica es la forma de vuelo donde el ser humano trasciende la cotidianidad y construye desde ésta un nueva etapa en su desarrollo.
  La cometa no es únicamente el objeto material de vuelo sino la actitud de interioridad que permite al ser humano  avanzar hacia el desarrollo social.




Frágil como un volantín en los techos de Barrancas
jugaba el niño Luchín con sus manitos moradas...
...Si hay niños como Luchín que comen tierra y gusanos
abramos todas las jaulas pa' que vuelen como pájaros...

De Luchín... Víctor Jara 

viernes, 16 de abril de 2010

MARY POPPINS

 

   Let's go fly a kite



jueves, 15 de abril de 2010

¡Cómprate una cometa!


- ¿Te gusta cómo estás llevando tu vida?
- Realmente, no.
- Pues cámbiala.
- Eso es fácil decirlo.
- Y fácil hacerlo.
- Tú siempre lo ves todo muy fácil pero hay cosas que ofrecen mucha dificultad, no son tan fáciles como piensas.
- Sí, ya lo sé, las más importantes de una vida son las más difíciles, así se distingue cuáles son las más importantes.
- ¿Y cómo se consiguen fuerzas para cambiarlas?
- Preguntándote ¿qué deseas cambiar?
- Yo solo quiero ser feliz y no lo consigo, no encuentro un referente, un modelo de vida.
- Ah, entonces ¡cómprate una cometa!!.
- ¿Qué??? ¿qué me compre una cometa? pero ¿te has vuelto loco?
- No, no me he vuelto loco si quieres un modelo a seguir cómprate una cometa.
- ¿Y para qué quiero yo una cometa?.
- Verás, es sencillo, cuando la tengas vete al campo corre a favor del viento hasta que vuele, así entenderás que has de esforzarte para conseguir algo, que has de utilizar las ventajas que te ofrece la vida (tu trabajo, tu personalidad, tus virtudes, tus fortalezas) para impulsar tus ilusiones.
Cuando tu cometa ya esté volando atiende las ráfagas de viento y aprovéchalas para que prosiga volando, así entenderás que una vez has conseguido alzar el vuelo para mantenerte solo has de estar atento a a las ocasiones que te brinda la vida, un reencuentro, una mirada, una mano tendida, una sonrisa a tiempo, una casualidad, una palabra precisa, un música especial, un simple ánimo te ayudarán a valorar las oportunidades.
Cuando el viento cese observa como la cometa cae precipitadamente hasta el suelo, con velocidad, sin previo aviso, nadie puede detener su caída, pues no es momento de ello, así entenderás que es inevitable caer a veces, es inevitable no mantenerse arriba, pues hasta la propia naturaleza, que es tan sabia, hace descansar al viento.
Mientras estés caído recuerda que siempre habrá una mano que se tenderá hacia ti con ilusión y cuyo único objetivo es que vuelvas a volar para poder seguir sonriendo viendo como te elevas de nuevo. ¿acaso nunca has visto como un niño tras la caida de una cometa corre hacia ella con la intención de volver a intentarlo? No ve en esa caida una derrota sino un nuevo desafío.
¡Cómprate una cometa, deja de decir que no puedes y suelta tu vida!!!
¿aún no lo entiendes?
 no es a favor sino en contra del viento cuando una cometa realmente vuela muy alto.