CUENTOS, LEYENDAS, POEMAS...
DE COMETAS Y VIENTOS.

martes, 20 de diciembre de 2011

Cometas en Shangai



Un objeto volador no identificado visto por mucha gente en la noche sobre Shangai
El “ovni” apareció en el cielo de la noche sobre el límite de los distritos de Hongkou y Yangpu alrededor de las 9 pm. El color del objeto en forma de V cambiaba regularmente de rojo a azul a verde y después amarillo. Mucha gente estaba convencida de que era un ovni y se mantenían observándolo.

Muchos testigos afirmaban que volaba más arriba que un avión.

Tang Haiming, experto del observatorio de Sheshan,
 dijo que hay dos clases de cometas con luces de noche, uno de materiales que pueden reflejar la luz y otro equipado de diodos que emiten luz. Algunos de los papalotes pueden volar tan alto como 1.000 metros.
Un oficial de la aviación China urgió a los residentes a no poner luces en cometas y mantener las cometas debajo de los 1.000 metros de altura, o la vista de los pilotos será afectada.

Janggan


Los fieles se preparan para volar una  cometa gigante  tradicional en forma de pájaro llamado “Janggan, durante un festival de cometas en Denpasar, en la isla turística de Bali en el mes de julio .
 El evento es una fiesta religiosa de temporada ,vuelan las cometas con intención de enviar un mensaje a los dioses hindúes para crear abundantes cultivos y cosechas

En el Tibet

COMETAS de Harry Bilson

En la moderna Shangai,todavia existen antiguos oficios como el vendedor de cometas .

jueves, 15 de diciembre de 2011

miércoles, 7 de diciembre de 2011

NINO PAPALOTE

La cometa Yakko:
ni siquiera la madre
la hace volar.
Santarô
La cometa se llama así porque tiene la forma de un yakko o sirviente de samurai.
El pequeño trata de hacerla volar pero la cometa no se eleva. Comienza a llorar y la madre viene en su ayuda:
-No llores. Mamá la hará volar.
Pero ni con ella vuela.
Ilustración: Sobun Taniwaki (†1947)

La cometa Que Nunca volo por anapatriciach

La chica y la cometa - Jose A. Fiestas Joya -

La chica y la cometa
La cometa de Franklin


El monumento a la cometa. Raquel Díaz Reguera / Paco Mir. Editorial Thule. 2011. ISBN 978-84-92595-94-5
Paco Mir (Tricicle) publica con Thule su primer álbum infantil.
“En un lugar donde no había nada, nació un pueblo con un nombre que nunca adivinarías. En este pueblo, la gente pensaba y tenía grandes ideas. ¡Qué suerte!, porque les sucedió algo terrible: llegó un verano tan abrasador, tan tórrido, tan bochornoso, tan sofocante que…”
La cooperación de todos los habitantes dará con la solución al problema.

EL NIÑO Y LA COMETA (VALDE)

El niño y la cometa

LA COMETA


TARJETA DE CUMPLEAÑOS

Foto del tutorial

viernes, 18 de noviembre de 2011

Diego y la gran cometa voladora

 
Diego y Daniela van con la abuela a visitar a Emilio Chang, fabricante de cometas, volantines, papagayos y barriletes. Ellos no se imaginan que las cometas del Sr. Chang tienen un don especial. Es la temporada de los buenos vientos y mientras la Abuela y el Sr. Chang duermen bajo un castaño, Diego y Daniela descubren la gran cometa roja, pájaro del viento, y con ella inician grandes aventuras.


Cometas y papagayos de Alirio Oramas.

Tako o cometa japonesa


Se cree que la cometa llegó a Japón a través de los misioneros budistas que viajaron desde China en el periodo Nara (649-794 AD) y que eran utilizadas en ceremonias religiosas y de agradecimiento. Sin embargo, tanto los diseños como el uso sufrieron modificaciones ya en suelo japonés y se comenzaron a utilizar en la construcción de templos, para trasladar los materiales necesarios. Y es a finales del siglo X, en un primer diccionario de la lengua japonesa, cuando aparece una entrada que hace referencia a la cometa, el término kami-tobi, que literalmente significa halcón de papel, lo que sugiere que las primeras cometas japoneses tenían forma de pájaro.
Sin embargo, no fue hasta el periodo Edo cuando las cometas realmente se popularizaron en Japón y hoy en día existen unos 130 estilos diferentes de cometas, muchos de los cuales representan regiones específicas del país nipón. A destacar la yakko-dako, un tipo de cometa muy popular entre las familias de mercaderes del periodo Edo, que representaba a figuras humanas con los brazos abiertos posando de forma graciosa; aunque la gracia estaba en que las figuras de estas cometas se parecían mucho a  los sirvientes de la familia.
La cometa japonesa se caracterizaba por estar hecha de papel tradicional japonés washipintado con tinta natural, sumi, y con el soporte de bambú, aunque actualmente también se utiliza madera de ciprés.
tako
La tradición dicta que hay que hacer volar el tako durante la festividad de los niños, el 5 de mayo, así como durante festivales religiosos, otras festividades y durante Año Nuevo. Todavía hoy en día es tradición regalar un cometa al hijo primogénito de cualquier pareja, y sus diseños de héroes locales o dioses de la zona protegen al niño hasta su edad adulta. Entre los diseños más populares está Fukusuke, un enano de gran cabeza que da buena suerte, la grulla o la tortuga, que desde siempre han sido símbolos de larga vida, y Kinorta, un chico abandonado por sus padres en un bosque que creció con una familia de osos. Kinorta suele aparecer con la compañía de una carpa, otro símbolo de fuerza y valentía (ya que la carpa debe nadar contracorriente para poner huevos).
Todos los años se celebra en Hamamatsu uno de los festivales de cometas más importantes del país, en el que participan 2 millones de espectadores.

miércoles, 9 de noviembre de 2011