CUENTOS, LEYENDAS, POEMAS...
DE COMETAS Y VIENTOS.

miércoles, 21 de abril de 2010

LA COMETA DE LA PRINCESA XIAO LI



NARRADOR: La cometa de Xiao Li tenía cabeza de dromedario, cuerpo de serpiente, escamas de carpa, garras de halcón. La cometa de Xiao Li parecía un dragón… 
La princesa jugaba con su cometa y con la brisa, volteaba a la derecha, giraba a la izquierda…Bailaba con el viento. En este juego, un ventarrón insolente… ¡se llevó la cometa volando por los aires! ¡Subió alto, muy alto….hasta las nubes!
 

El emperador Da Li consuela a su hija por la pérdida de una cometa tan preciosa.
 

EMPERADOR: No llores, mi querida Xiao Li. Si tu dragón ha subido hasta el cielo, es porque no es un simple juguete de seda…sino, como cuenta una antigua leyenda, un dragón celestial. Un dragón que sólo aparece entre los humanos cada tres mil años.
 
PRINCESA: ¿Qué leyenda padre? Me encantaría escucharla…cuéntamela.
 
EMPERADOR: …todo empezó en el País del Río Azul, donde habitaba un guerrero muy poderoso. Este guerrero había encargado al mejor pintor del reino un dragón como emblema para su escudo, un dragón cuyo aliento fuera tan ardiente como el fuego, cuya voz fuera tan atronadora como el trueno y cuya mirada fuera tan deslumbrante como el oro.
 
El guerrero se enfureció terriblemente cuando vio que el pintor no le había pintado ojos.
 
GUERRERO: ¿Te atreves a desafiar al Hijo del Cielo, miserable gusano?
 
EMPERADOR: Atemorizado, el pintor sabía que pintarle ojos al dragón sería…darle vida; pero ante las insistencias del guerrero, accedió. En cuento le dibujó ojos… ¡el dragón echó a volar ante las mismísimas narices del Hijo del Cielo!
 
PRINCESA: ¡Qué bonita padre! Pero dime: ¿Cómo se reconoce un dragón celestial?
 
EMPERADOR: ¿Te has dado cuenta si tu dragón tenía cinco garras? Ésa es la marca del dragón imperial. ¿Tenía escamas de carpa? Porque es un animal de agua. ¿Te has fijado si tu dragón tenía uñas de pájaro? Es también un animal de aire.
 
PRINCESA: La verdad, era un animal extraño.
 
EMPERADOR: El dragón tiene la fuerza del tigre y la rapidez del pájaro. Puede luchar como el ciervo y oye todo lo que ocurre sobre la Tierra, como el bisonte. Es el símbolo de la sabiduría.
 
PRINCESA: ¡Es fantástico, padre! De ahí viene nuestra costumbre de decir de una persona sabia que es un dragón por fuera y… ave fénix por dentro…siempre dispuesto a renacer de sus cenizas.
 
EMPERADOR: Pues sí, Xiao Li. Es verdad. El dragón es un animal mágico que sólo se aparece a los niños para traerles suerte. Ver las pupilas de un dragón es señal de un brillante porvenir.
 
PRINCESA: ¿Y dónde estará ahora mi dragón? ¿Cuándo volveré a verlo?
 
EMPERADOR: Verás Xiao Li, él es libre como el viento…
 
NARRADOR: Pero la princesa Xiao Li ya no está triste. Sabe que su dragón, ahora protege a otro niño o niña. Y así se duerme orgullosa de haber tenido como amigo a un dragón celestial.
 
                                                        
   ALEXIA SABATIER, del libro "Tras la mirada del dragón" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada